jueves, 22 de marzo de 2018

El Otoño en Buenos Aires

Los secretos del corazón se entierran profundo en el otoño pero solo el tiempo dirá cuán profundo fueron sembrados.
Otoño Porteño,
melancólico y triste
de húmedas calles y avenidas
de balcones sin malvones
de patios sin glicinas
y jardines sin flores.

Todo el verde se ha volado... sólo soy yo el que queda en el palco deshojado del árbol de mi cuadra. 

En otoño...
Cuando me quedo solo en mi pequeña casa, cosa que de ordinario sucede habitualmente,


 
Antiguas obsesiones por el tiempo que pasa, me toman por asalto los pliegues de la mente.
                                                           

©2018

12 comentarios:

  1. Gracias Nes. ¡Me encantaron los poemas y las fotos!

    ResponderEliminar
  2. Adrián Méndez Larray24 de marzo de 2018, 4:19

    Qué belleza estas imágenes. Hace mucho que no voy por allá. ¿En qué zona de la ciudad fueron tomadas? Me gustaría saberlo. Te mando un abrazo Néstor, gracias por publicarlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la zona oeste. Entre Floresta y Mataderos.

      Eliminar
  3. Nes ¿cuando vas a volver a publicar cuentos? La verdad es que los extraño mucho. Andrea T.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hice un paréntesis Andrea, nada más que eso. Realmente me cuesta mucho llevar adelante el blog. Ya veremos más adelante. Un beso.

      Eliminar
  4. Melancolía pura, Nestor, a mí me encanta el otoño y en tus fotos se ve muy desolado, por eso quizás te dé por divagar... ánimo con la vida, y por lo del paréntesis no te preocupes, hay que dejar que las cosas fluyan, más adelante seguro que lo retomas con más ansia. Un beso desde el otro lado del Atlántico.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Eva. Eres muy amable. Ciertamente hay como una magia melancólica en el otoño, acaso la mas bella de las estaciones. Un beso. Que pases bellos días allá en tu tierra.

    ResponderEliminar
  6. Hola Nestor,... imagino que a estas alturas la ciudad habrá recuperado su pulso normal,... atrás quedan los días de bochorno insufrible,... también los cortes de luz,... y Buenos Aires lucirá tan bella como siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, en las grandes ciudades los veranos suelen ser bochornosos. Recuerdo el que pasé en N.Y. hace algunos años. Gracias por visitar el blog. te mando un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Gracias por las fotos del barrio, esos palos borrachos son inconfundibles

    ResponderEliminar